Download El eco de los pasos by Juan García Oliver, Faximil PDF

By Juan García Oliver, Faximil

El Eco de los pasos es los angeles autobiografía de Juan García Oliver, significativo anarquista español de principios de siglo XX, publicada originariamente en 1978 en l. a. editorial Ruedo Ibérico. El eco de los pasos relata, de modo apasionante, los angeles epopeya de un militante anarquista que pasa de ejercer de camarero en su Reus natal a figurar en los angeles terna de ministros anarquistas de l. a. Segunda República Española. Al finalizar los angeles Guerra civil, se exilió en Guadalajara, México, donde falleció en 1980. Edición en ePub (1.250 páginas) con índices onomásticos incorporados.

Sobre l. a. CNT —CNT igual a anarcosindicalismo— se ha escrito bastante. Y se ha escrito por haberse revelado como l. a. única fuerza capaz de hacer frente a los militares españoles sublevados contra el pueblo. Fue l. a. CNT —los anarcosindicalistas— l. a. que impidió, por primera vez en l. a. historia, que un ejército de casta se apoderase de una nación mediante el golpe de Estado militar. Hasta entonces, y aún después, nadie se opuso a los militares cuando en los angeles calle y al frente de sus soldados asestaban a su pueblo un golpe de Estado. los angeles sublevación de julio de 1936 period de carácter fascista y al fascismo europeo, en l. a. calle y frente a frente, ningún partido ni organización había osado enfrentarlo. los angeles CNT —los anarcosindicalistas— no logró hacer escuela en las formaciones proletarias del mundo entero.
La CNT tuvo excelentes luchadores, hombres y mujeres capaces de llenar páginas de Historia. Pero careció de intelectuales capaces de describir y de teorizar nuestras gestas. Durante años he vivido en l. a. duda de si debía eternizarse nuestras luchas en narraciones veraces. El ultimate de Allende, asesinado por l. a. soledad en que lo dejaron sus partidarios, me ha convencido de que convenía que el mundo obrero conociera lo que éramos colectivamente, y no solamente a través de l. a. imagen de un hombre y de un nombre. los angeles CNT dio vida a muchos héroes.
En l. a. medida de lo posible deben irse aportando ya los materiales de l. a. verdadera historia del anarcosindicalismo en su aspecto humano, más importante que las manifestaciones burocráticas, que tanto se han prodigado. Solamente l. a. veracidad puede dar l. a. verdadera dimensión de lo que fuimos. l. a. verdad, l. a. bella verdad, sólo puede ser apreciada si, junto a ella, como parte de ella misma, está también l. a. fea cara de l. a. verdad.

Índice

1. El anarcosindicalismo en l. a. calle.
2. El anarcosindicalismo en el Comité de Milicias.
3. El anarcosindicalismo en el gobierno.
4. El anarcosindicalismo en el exilio.
5. Índice onomástico.

Show description

Read or Download El eco de los pasos PDF

Best spanish books

La flota de alta mar de Hitler

Alemania no podia equiparar su capacidad de construccion naval con l. a. de Gran Breta#241;a y sus aliados. Nunca podria alcanzar los angeles superioridad britanica en buques de linea. Por eso, los angeles Marina alemana confio desde el principio en los planes de guerra ofensivos; y desde el principio estos planes fueron eficaces.

Extra resources for El eco de los pasos

Sample text

En Reus encontrarías muy poca colaboración, pues son pocos los compañeros y, la mayor parte, ya viejos. En Gerona tendrías muchas más posibilidades. Creo que Gerona sería un acierto, como lo ha sido enviar a Manresa al compañero Espinal. —Lo siento, pero si no voy a Reus me quedo en Barcelona. —Bueno, pues si insistes, vete a Reus. Allí serás nuestro representante clandestino para la comarca de Reus y para toda la provincia de Tarragona. Nadie debe saberlo. En el Comité regional encontrarás la ayuda que puedas necesitar y que esté a nuestro alcance.

Feliu ya conocía la situación. Me dijo que podía dormir en su casa, pues también tenía la misma clase de hospedados. Pero, en tono confidencial, añadió: —Creo que no debes preocuparte mucho por encontrar pensión en Barcelona. Ni pensión ni trabajo. Acaso tendrás que dejar la ciudad. Según me dijeron en el Comité regional, Ramón Archs informó muy bien de ti desde la cárcel. Si aceptases, te enviarían de delegado permanente a alguna parte de Cataluña. ¿Qué te parece? —Nada. Mejor sería que me presentases a los del Comité regional.

Me despedí igualmente de Feliu, quien me dijo que el Comité propresos pasaba por un mal momento en el aspecto económico, por lo que no le era posible darme el importe de las últimas semanas de subsidio de preso; pero que podía tener la seguridad de que él mismo se encargaría de enviármelo a mi casa en Reus. Así era de honrada la recaudación que para los presos se hacía en los sindicatos. Como yo le dijera a Feliu que a mí ya no tenía que remitirme ningún dinero, me replicó: —¡Imposible! Los acuerdos son los acuerdos.

Download PDF sample

Rated 4.61 of 5 – based on 28 votes