Download Bosquejo de una teoria de las emociones by SARTRE PDF

By SARTRE

Show description

Read Online or Download Bosquejo de una teoria de las emociones PDF

Best spanish books

La flota de alta mar de Hitler

Alemania no podia equiparar su capacidad de construccion naval con l. a. de Gran Breta#241;a y sus aliados. Nunca podria alcanzar los angeles superioridad britanica en buques de linea. Por eso, los angeles Marina alemana confio desde el principio en los planes de guerra ofensivos; y desde el principio estos planes fueron eficaces.

Additional info for Bosquejo de una teoria de las emociones

Sample text

Ante todo, la distinción no tiene siempre el mismo sentido ni funciona de igual modo ni siquiera entre los diversos autores que la emplean. Martin Kiihler (1835-1912), que la aplicó a Jesús, lo hizo en defensa de una particular especie de "pietismo crítico" del protestantismo alemán de la última parte del siglo XIX, y no siempre mantuvo la distinción con estricto rigor 19. Su objetivo último parece haber sido proteger la doctrina tradional cristiana acerca de Jesús (p. , su auténtica divinidad y verdadera humanidad limpia de pecado) frente a los ataques de la crítica histórica 20.

Hablo de ponerlo entre parénteSiS, no de tralCiOnarlo. Hacemos abstracClón de la fe cnsnana porque estamos empeñados en la reconstrucClón hipoténca de una figura de! pasado mediante métodos puramente Científicos datos empíncos de antiguos documentos, pasados por e! tamiZ de mentes humanas que operan por dedUCCión, analogía y Ciertos crítenos específicos Tanto e! método como e! fin son extremadamente estnctos y limitados; no se trata de SUministrar mediante los resultados un sucedaneo para la fe m e!

O bien se exalta al Jesús de la historia a fin de destronar a un Cristo de la fe que se considera una mera creación fraudulenta de la Iglesia (así muchos desde Reimarus hasta Hollenbach), o bien se ensalza al Cristo kerigmático sobre las oscilantes y contradictorias reconstrucciones del Jesús histórico (así Kahler y sus seguidores, incluyendo a muchos teólogos "dialécticos" después de la primera guerra mundial, como Barth y Bultmann). La distinción, claro está, no tiene por qué ir acompañada de juicios de valor y programas teológicos, pero tal cosa es lo que ha venido ocurriendo desde hace casi un siglo.

Download PDF sample

Rated 4.27 of 5 – based on 16 votes